Es el área responsable de asegurar el proceso de capacitación, desde la inducción del nuevo personal administrativo hasta el desarrollo de competencias acordes a las funciones y puestos de los distintos departamentos de la universidad. Tiene como objetivo asegurar el desarrollo personal y profesional del recurso humano a través de la formación y evaluación en competencias laborales, que favorezcan la mejora del desempeño así como la fluida adaptación de la institución a los cambios organizacionales y tecnológicos, con el fin de garantizar un servicio universitario de calidad.